fbpx

Dejame Contarte del Sheriff
Alex Villanueva
Que Yo Conozco y Amo

Por
Vivian Villanueva

     Es posible que hayan visto al sheriff Alex Villanueva hablando en televisión, en una reunión comunitaria, o hablando con la gente. Puede que lo conozcan como el sheriff del condado de Los Ángeles que habla sin tapujos. Algunos medios de comunicación lo representan de una forma terriblemente equivocada. Muchos políticos lo califican de ser una persona impredecible. Ambas representaciones no podrían estar más lejos de la realidad. Les pido que me escuchen a mí, su esposa Vivian, hablar sobre el Alex Villanueva que conozco y amo.

     En primer lugar, quiero agradecerles por leer esto. Este texto trata del hombre amable y valiente con el que estoy casada desde hace 24 años. Me llamo Vivian Villanueva y Alex Villanueva es el amor de mi vida.

     La madre de Alex, Mary Ann, era hija de inmigrantes polacos. Su padre, Víctor, nació y creció en Puerto Rico. Alex nació en Chicago, IL, pero la familia se trasladó a Rochester, NY.

     Eventualmente, los padres de Alex lo trasladaron a él y a sus cinco hermanos a Aguadilla, Puerto Rico, donde la familia tenía una pequeña imprenta.

     Después de graduarse de la preparatoria, Alex comenzó un camino largo pero constante hacia la obtención de sus numerosos títulos universitarios. En el camino, Alex se enlistó en la Fuerza Aérea. Después de servir al país con honores, Alex se trasladó a Los Ángeles para solicitar trabajo en el Departamento del Sheriff. Alex amaba al ejército, así que continuó sirviendo en la Guardia Nacional del Ejército.

      A Alex no le gusta hablar sobre esto, pero cuando llegó a Los Ángeles no tenía dónde vivir. Era un indigente, o una persona sin hogar, como se le dice ahora. Esa es una de las razones por las que le apasiona ayudar a las personas sin hogar. Alex vivió durante una semana en el YMCA de Pomona. Alex es un luchador y se aseguró no solo de entrar en el Departamento, sino de continuar su educación. Alex ha obtenido varios títulos universitarios y un doctorado. Incluso llegó a ser profesor adjunto. Después de 32 años en el Departamento, Alex se retiró del cargo de teniente. Bueno, los dos nos retiramos. Fui ayudante del sheriff durante casi 25 años. ¡Somos parte de la familia del Departamento del Sheriff del Condado de Los Ángeles!

     Me convertí en ayudante del sheriff para servir a mi amada comunidad. Crecí en el este de L.A. en una familia de hombres. Mis hermanos siempre me advirtieron sobre los hombres. “Tratarán de hipnotizarte. Te prometerán el mundo”, decían. Cuando conocí a Alex, él no intentó esa técnica de cortejo. Él fue auténtico. Lo conocí cuando aún era pasante universitaria en el Departamento del Sheriff en el Este de Los Ángeles. Le dije que el sueño de mi vida era convertirme en ayudante del sheriff. Alex se tomó mi sueño en serio desde el comienzo y me ayudó a prepararme para la academia. Me habló sobre cómo es crecer en barrios difíciles y con dificultades. Me habló sobre cómo hacer mejor nuestro trabajo.

     En muchos sentidos, Alex es como Sheldon de la serie de televisión The Big Bang Theory. Aunque no lo crean, Alex es tímido, y a veces torpe e incomprendido. Alex también es duro y valiente, y tiene un gran sentido de la justicia. La gente se acerca a Alex y le hacen un cumplido. Él solo sonríe y da las gracias con humildad. Yo le digo: “Tienes que hablar más”. En cierto modo, esa es una de las razones por las que lo quiero.

    Alex es un líder. Él tiene el valor de decirle la verdad a quienes están en el poder. Siempre ha estado al frente, liderando. Él nunca se retira, y nunca le pide a nadie que haga lo que él mismo no ha hecho o no estaría dispuesto a hacer. Alex también lucha por lo que es correcto, incluso cuando la cultura dominante dice que no lo haga. Alex es un luchador apasionado. Esa pasión lo impulsó desde sus comienzos como oficial de policía. Solemos decir que ambos nacimos y crecimos en el Departamento del Sheriff. Ellos son nuestra familia. Y como cualquier familia, nunca fue perfecta. Tanto en la familia como en la vida, Alex ve lo que está mal y busca mejorarlo. Él ha dedicado su vida a mejorar el Departamento. Esa es otra de las razones por las que lo quiero.

     En su primer trabajo en la cárcel del condado, luchó para prohibir el tabaco. Para Alex, se debía implementar esta medida para cuidar de la salud de todos, incluso la de los reclusos. Otros le dijeron que no se arriesgara. Él insistió y ganó.

    Alex es extremadamente inteligente. Sí, como Sheldon. No le gusta la gente que hace trampas y que usa atajos. Esa es una de las razones por las que se ha comprometido a eliminar el sistema de influencias en el Condado y en el Departamento. Alex cree que las promociones deben ser otorgadas a los mejores candidatos. También cree que los nuevos oficiales de policía deben ser reclutados de las mismas comunidades que patrullamos. De esta manera, nuestros oficiales serán un reflejo de la diversidad que existe en los habitantes de Los Ángeles. En todos mis años en el Departamento del Sheriff del Condado de Los Ángeles, es la primera vez por fin promovemos a quienes se lo han ganado, sin importar su origen.

     Alex es valiente. De las miles de personas que han trabajado en el Departamento en las últimas tres décadas, solo Alex tuvo el valor de enfrentarse a la vieja guardia corrupta. Quiero decir, solo él tuvo el valor de hacerlo públicamente. Desafió a los superiores cuando bloquearon su promoción a pesar de los elogios de sus supervisores inmediatos y de las excelentes calificaciones que obtuvo en los exámenes. Alex sabía que no era la única víctima. No le importaron las amenazas y las represalias. Él habló.

    Alex también es amable. Cuando ve que alguien tiene problemas, él trata de ayudar. Durante un patrullaje, Alex conoció a una familia que estaba pasando por momentos difíciles. La madre le dijo que se acercaban los quince años de su hija. Al salir del trabajo, Alex los llevó de compras para la celebración. No hizo ninguna promoción al respecto. De hecho, no se lo dijo a nadie. Aquella familia se lo agradeció muchísmo.

     Como ha dicho durante su campaña, Alex se ha comprometido a reformar, reconstruir y restaurar la confianza en el Departamento del Sheriff. Yo diría que ya lo ha logrado. Como ayudante del sheriff que ha servido orgullosamente durante 24 años, puedo decir que las comunidades a las que servimos y los oficiales quieren a Alex. Todos esperamos que Alex sea nuestro sheriff por muchos años más.

     Sobre todo, quiero que sepan que Alex es una persona prudente y un excelente tomador de decisiones. Él trabaja de manera incansable para enfrentar decisiones difíciles. Pide consejo a los demás, y sí, también me pide consejos a mí. A veces me alegro de que no haya aceptado mis sugerencias. Pero, sin importar el resultado, Alex mantiene las decisiones que toma, incluso las que son impopulares.

   Para todas esas decisiones difíciles, ambos volvemos a las comunidades en las que crecimos. Son comunidades de gente muy trabajadora y buena que pasa por momentos difíciles. Son comunidades azotadas por la delincuencia. En el Este de los Ángeles, veía la televisión acostada sobre mi barriga, temiendo que las balas perdidas atravesaran las paredes. En Nueva York, Alex, de pequeño aprendió a correr para evitar las palizas de los matones del barrio, lo que lo llevó a practicar atletismo y deporte durante toda su vida.

Esos años difíciles de nuestras vidas nos han marcado hasta el día de hoy. Por eso Alex se siente tan orgulloso cuando escucha que sus oficiales han realizado buenas acciones, como tocar con bandas locales en Compton, ayudar a un veterano sin hogar a arreglar su carro y a encontrar una vivienda, o cuando sabe de oficiales que se detienen para ayudar a los conductores a cambiar sus llantas. Alex está decidido a mejorar el Departamento todos los días, y por eso no se echa atrás cuando lo desafían los egoístas élites de Los Ángeles, que nunca sabrán cómo es la vida de la gente trabajadora.

– Vivian Villanueva